lunes, 28 de noviembre de 2011

Ken Russell (1927 - 2011)


Nos dejó un gran cineasta. Títulos como The Devils, Women in love, Music lovers, Savage Messiah, son una breve muestra de su genio. La crítica de ayer y hoy tuvo, y sigue teniendo, muchas dificultades para tomarlo en serio, para adentrarse en la profundidad de sus historias desequilibrantes y apasionadas. Solo con el tiempo, como sucede con los artistas inclasificables, su obra, quizá una de las más auténticamente románticas y líricas del cine contemporáneo -junto a sus personajes atormentados y malditos-, tomará el lugar que merece: el más alto.