domingo, 31 de julio de 2011

El guardián del zoológico (2011) de Frank Coraci

 

En esta comedia romántica -mezclada con fantasía de animales parlantes- Kevin James es el bienamado empleado de un zoológico, y Rosario Dawson la veterinaria a cargo. El enemigo común: una rubia (Leslie Bibb) que no solo se interpone en el camino de James y Dawson, sino también en el de Bernie, gorila deprimido que sueña con escapar y tener un día de fiesta en Friday’s.

Se trata de una fábula relamida -dentro del esquema del cine familiar- de la que no pedimos transgresiones, sino una pizca de humanidad en los personajes. Coraci es hábil para otorgar dinámica a la trama, y aprovecha la comedia física, cierto delirio surreal y coreográfico. Pero algo falla: James no resulta ser ni un buen protagónico, ni un gran cómico. Lo mejor, sin dudas, son los secundarios: Dawson, resumiendo la personalidad, frescura e inteligencia de las actrices del cine clásico, y Bibb, que cumple en su rol irritante. En el "otro" mundo, Bernie aporta lo más melancólico de la cinta -hubiera sido mejor escucharlo hablar con la voz de Nick Nolte, en la versión en inglés subtitulada. Pero Coraci no apuesta por algo memorable, y hace que Bernie siga su sueño de libertad en Friday’s, con la compensación de que James reniegue del dinero en pos del amor. Hubiéramos preferido que fuera al revés. (En Somos 23/07/2011)